H&M, el escándalo del sweater verde y la función de las redes sociales en el Siglo XXI

Desde hace unos días, H&M se ha visto implicada en una polémica que incluso, resultó con el cierre temporal de algunas de sus tiendas en Sudáfrica. Dicha controversia inició a raíz de la publicación de una foto de un niño negro usando un sweater que decía “El mono más cool de la jungla”.

Las reacciones de los usuarios de las redes sociales no tardaron en llegar y acusaron a la marca sueca –y a la publicidad- de ser racista e insensible.
La presión fue tan grande que H&M se vio obligada a pedir disculpas dos veces y a retirar tanto la campaña como la prenda de todas sus tiendas a nivel mundial.

“Como una marca global, tenemos una responsabilidad de ser conscientes de las sensibilidades raciales y culturales, y no hemos cumplido con esa responsabilidad esta vez”, expresó la empresa en un comunicado.

No obstante, las disculpas no fueron suficientes. Artistas como The Weeknd o el jugador de baloncesto, LeBron James no se quedaron callados y expresaron su malestar a través de sus cuentas de redes sociales. El cantante inclusive finalizó su relación con la marca.

El caso de H&M no ha sido el primero que hemos visto de este tipo. El año pasado Dove se vio implicado en una controversia similar, en la cual una mujer negra se transformaba en una mujer blanca.

Una vez más, las redes sociales se volcaron hacia la marca y Dove tuvo que pedir disculpas y retractarse.

¿Qué tienen en común este caso de H&M y otros similares?

Grandes e importantes marcas que tuvieron que retirar respectivas campañas publicitarias por la presión de los usuarios de las redes sociales. Aquí vemos un asunto que es demasiado obvio para negarlo. Hoy día, y es una tendencia que va en aumento, los usuarios tienen mucho poder.

Tanto es así, que pueden obligar a empresas muy poderosas a pedir disculpas. También, posiblemente perder dinero y reputación con el único de objetivo de ser escuchados y tomados en cuenta.

Por supuesto, hasta esta parte todo va bien.

Es motivo de celebración: La comunicación no es unidireccional, como usuarios somos considerados. Somos alguien. Sin embargo, todo esto tiene un, llamémoslo así, lado oscuro. Lo que más atrapa nuestra atención, no es la polémica en sí, sino la constatación de un hecho. Es difícil no ofender a nadie por estos tiempos.

Estas situaciones son positivas. Al reclamar, el exponer algo que como sociedad nos molesta y que tengamos los medios y los números para hacer que las cosas cambien, es algo que antes no era posible. Empero, esta nueva era de policías en las redes sociales ha coartado hasta la libertad de transgredir. Pasar los límites  es parte fundamental e inherente al momento de crear.

Esto ha traído como consecuencia, fenómenos como la autocensura. O, si nos movemos un poco más hacia el ámbito académico, una vuelta hacia la teoría de la Espiral del Silencio de E. Nöelle Neuman. Es necesario, sino casi imprescindible, ser políticamente correctos. Y así, no poner en riesgo algo tan valioso para las marcas como lo es la reputación.

Tenemos que ser seres sin opinión – al menos, pretenderlo- para no convertirnos en los parias de grupo social. Esto no quiere decir que H&M o Dove sean menos poderosos o influyentes. Solo que ahora tienen muchos agentes que hacen más fácil socavar su poder.

Pero, tendremos que encontrar formas de canalizar esta capacidad de otra manera. Es decir, pensar detenidamente cuál es el trasfondo de la cuestión.

Este es un problema que tiene muchas aristas y matices. No pretendemos trivializar con estos temas, pero sí queríamos pronunciarnos un poco al respecto.

¿Qué opinan ustedes al respecto? ¿Aprueban al 100% este tipo de acciones? ¿Cómo creen que afectará en un futuro a las marcas? ¿Qué medidas tendrán que tomar? ¿Qué directrices tendrán que seguir para en próximas ocasiones salir bien parados de estos conflictos?

Federman

Federman Carrillo es director creativo y co-fundador de Magenta. Especialista en branding, creación e identidad de marca, desarrollo de páginas web.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *