¿QUÉ DEBO HACER SI QUIERO EMPEZAR MI SITIO WEB?

Hoy día, para una empresa novel o consolidada, no tener un sitio web o presencia alguna en el mundo digital es casi o igual a no existir. Punto. ¿Por qué? Con las tecnologías de la comunicación, y si leyeron nuestra publicación anterior acerca de los micro-momentos, los usuarios cuando quieren localizar algo, lo primero que hacen es dirigirse a un motor de búsqueda, teclear las palabras sobre lo que necesitan y encontrar lo que desean. Esos instantes son valiosísimos actualmente porque pueden marcar la diferencia entre ganar o perder un cliente. Ahora la pregunta, ¿Que necesito para empezar mi sitio web?
Una vez superada esta etapa y has decidido sumergirte en la web, la siguiente montaña a conquistar es empezar, pero si no tienes idea por dónde empezar, aquí te damos algunos consejos y conceptos que debes tener en cuenta cuando quieras empezar a construir tu sitio web.

Un sitio web no es lo mismo que una página web

Un sitio web es una compilación o colección de páginas web relacionadas entre sí y con un dominio web común. Veámoslo así: una página web es solo una página de un libro, el sitio web, es el libro completo.

Debes tener un dominio y un hosting

Este es uno de los aspectos que más se presta para confusión.
Un dominio es el nombre del sitio web. Es único. Es similar a una partida de nacimiento. Cuando compras un dominio, estás adquiriendo una identidad que ninguna otra persona o empresa tiene derecho a tener en la web. El nombre del dominio, puede facilitar o dificultar que tus clientes  puedan encontrar e identificar tu sitio web.  Es el  www.EsteEsElNombreDeTuNegocio.com
El hosting es el hospedaje, el hogar que el sitio va a tener dentro de la web. Cuando compras un hosting, adquieres un espacio en un servidor que permite mantener el sitio web en línea 24/7. ¿Qué es el servidor? Es una computadora donde se almacena la información de tu sitio.
A tener en cuenta:

  • Dependiendo de las necesidades de tu negocio (tienda en línea, blog, presencia en línea) va a variar el espacio/memoria que requieras en el servidor. Esto influye en los costos.
  • Es buena idea comprar el dominio por varios años (5-6 años). Los motores de búsqueda como Google, valoran con mayor puntuación los dominios que se hayan comprado por bastante tiempo, a diferencia de los que fueron adquiridos por un año.

Invierte en una plantilla para tu sitio.

Las plantillas web que son la base de los diseños de los sitios son precisamente eso: bases sobre los cuales los diseñadores construyen el sitio web. Desde la disposición de las columnas, los banners, las imágenes y los textos dependen de este elemento. En la web hay miles de plantillas gratis, sin embargo estas suelen ser limitadas en sus funcionalidades. Las plantillas pagas, si bien requieren inversión de dinero,  valen la pena porque se pueden adaptar a tus necesidades.

Crear el contenido

La fuente que enriquece los sitios web es el contenido. ¿Qué se considera contenido? Todo. Fotos, artículos de blog, guías descargables, vídeos y demás. Pero, para crear el contenido, es importante tener una idea bastante clara de lo que necesitas. Por ejemplo:  para un sitio web con una tienda virtual, es imprescindible tener las imágenes de los productos, la descripción, las tallas y los precios. Si tienes un sitio web cuyo objetivo es más hacia la construcción de marca, la historia de la empresa, las direcciones, la descripción de los servicios y un portafolio es un buen punto de partida. Pero, es necesario tener una idea clara de la disposición del contenido y explicar esto a los encargados de la construcción del sitio web.

Federman

Federman Carrillo es director creativo y co-fundador de Magenta. Especialista en branding, creación e identidad de marca, desarrollo de páginas web.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *