Consigue más clientes sin tener que buscarlos

Buscar más clientes potenciales es una de las partes arduas del proceso de venta que debes realizar constantemente. Sin clientes a quienes les interese determinado producto o servicio, el fracaso es inminente.

Esta tarea que se repite cotidianamente puede resultar agotadora como retadora. Sin embargo, qué pensaría si te dijera que existe una herramienta “milagrosa” que hace que los clientes lleguen solos. Sí, sin miles de llamadas diarias y negociaciones infructuosas. Solo con una estrategia de comunicación estudiada, esos clientes, a quienes ves cómo pasan delante de ti hacia tu competencia. Pueden detenerse justo delante de tu empresa, convencidos que es la opción que necesitan.

Ese diamante escondido, se llama relaciones públicas (RRPP., PR o RP) y no son otra cosa que. “Todas aquellas acciones de comunicación que realiza una organización de manera estratégica, coordinada y sostenida en el tiempo. Cuyo principal objetivo es fortalecer los vínculos con los distintos públicos, escuchándolos, informándolos y persuadiéndolos para lograr consenso, fidelidad, afinidad”.

Bill Gates afirmaba. “Si solo me quedara un dólar en mi presupuesto, lo invertiría en Relaciones Públicas”.  El dueño de Microsoft, sabía que invertir en RP era asegurarse menciones gratuitas en los medios de comunicación de todo el mundo, con un nivel de credibilidad cuatro veces mayor que si hubiera puesto un aviso a página entera y a todo color en el periódico más prestigioso de cualquier ciudad atrayendo así más clientes.

Implementar acciones de PR en una empresa, bajo la asesoría de un especialista en relaciones públicas, significa sumergirse en el corazón de la organización, conocer su misión, su visión y alinearse con sus objetivos para proyectar la mejor imagen que sirva de trampolín para generar una buena reputación.  Mantener a los clientes existentes y captar a los potenciales. El camino es largo, pero ten en cuenta que: “No se termina, lo que no se empieza”.

emprendedor

Realiza un diagnóstico de la empresa.

¿Qué tienen en común un médico y un relacionista público? Aunque no lo creas, existe cierta similitud entre estos dos profesionales. Cuando un paciente visita a un doctor es porque tiene una dolencia, requiere un diagnóstico y un medicamento. Cuando un gerente o CEO busca a un relacionista público es porque requiere resolver un problema de comunicación. Para establecer la estrategia adecuada, el relacionista público deberá conocer íntegramente a la organización, escuchar a sus directivos, analizar el problema o necesidad y brindar una solución acertada.

Establece un calendario.

Elaborar un plan de relaciones públicas requiere anticipación. Sea anual, trimestral o si implementará una campaña, la planificación ayudará a ordenar todos los pasos a seguir en el tiempo, y así, prever situaciones o fechas que pueden servir para generar presencia de marca con un buen motivo. Por ejemplo, Día de la Madre, Día del Padre, Día del Internet, Fiestas Patrias, etc.

Realiza y/o participa en actividades de networking para ganar clientes.

Un representante de Business Network Internacional (BNI), una organización de redes de negocios locales señaló que. “De casi 2 000 contactos generados, en una comarca de Galicia, durante once meses en la red de networking, casi el 50% termina en negocios”.

Participar en eventos, reuniones con personas estratégicas que esten interesados en tu producto, es una forma de generar nuevos negocios. El networking está orientado a crear una amplia red de contactos para dar a conocer a tu empresa . Para lograrlo ten en cuenta que la primera impresión cuenta, y hay que cuidar la presentación, actitud y cortesía. A nadie le gustaría establecer una relación comercial con alguien desaliñado o que no presta atención a su interlocutor.

Relacionamiento con medios de comunicación.

Una de las mejores formas de posicionarse en la mente de los medios de comunicación e influenciadores como un experto en su rubro, es relacionándose con ellos. Genera temas de interés en torno a tu producto pero pensando en el público objetivo, evita que tu tema sea el centro del mensaje y procura ofrecer cifras o datos de mercado que vayan de la mano con tu información. Los periodistas toman entrevistas o asisten a reuniones de relacionamiento cuando la información es interesante y más aún, si es una primicia.

Cuida tu presupuesto.

Seguramente en tu organigrama el área de marketing se distingue por actividades con mucha carga de estrés y alta demanda de resultados. Por lo que, no siempre se puede invertir en un relacionista público, incluso, si tu empresa realiza continuamente actividades con medios o requiere presencia mediática. En este caso, lo más recomendable es contratar a una agencia de relaciones públicas para que se encargue de diseñar un plan de comunicación y relaciones públicas y que asigne un equipo de especialistas que escuchen sus requerimientos, te brinden soluciones a tu medida que vayan alineadas a tus objetivos de comunicación, mientras tu te dedicas a tu negocio.

De acuerdo a tus necesidades, la agencia te brindará soluciones para que obtengas el mejor costo-beneficio. Por si deseas realizar solo un proyecto o una estrategia sostenida que respalde tu posicionamiento de marca.

Recuerda que aquella empresa que comunica y lo hace de manera estratégica, está destinada a trascender en el tiempo; y quien nunca habla simplemente se va perdiendo en el camino.

Referencia: Puromarketing.com
Federman

Federman Carrillo es director creativo y co-fundador de Magenta. Especialista en branding, creación e identidad de marca, desarrollo de páginas web.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *