¿Tu sitio web es obsoleto? Aquí está cómo saberlo.

Los estándares para el diseño web tienden a cambiar rápidamente, con millones de dueños de negocios que se quedan atrás con respecto a las nuevas normas. Los consumidores no tardan nada en acostumbrarse a las nuevas funciones o diseños, y en cuestión de meses, su sitio web que alguna vez fue impresionante y que alguna vez fue nuevo puede parecer anticuado en comparación. Si no se mantiene al día con las últimas tendencias de diseño, puede quedarse atrás de la competencia, lo que podría dañar su reputación, disminuir la participación de los visitantes en línea y disminuir los ingresos.

El problema es que es difícil saber si las nuevas tendencias de diseño son trucos o si están aquí para quedarse, y no siempre es evidente cuando su sitio se ha quedado atrás. Entonces, ¿cómo se supone que debes saber cuando tu sitio web está obsoleto?


Estrategias clave

Estos enfoques lo ayudarán a mantenerse conectado con las últimas tendencias de diseño web, y le permitirán estar un paso por delante de la competencia:

    Trabaja con una agencia de marketing online. Podría comenzar trabajando con una agencia de marketing en línea. Las agencias de marketing en línea prestan atención constante a las últimas tendencias de diseño y ocasionalmente también están innovando algunas de las suyas. Son mucho más experimentados y es mucho más probable que detecten cuando una nueva tendencia comienza a solidificarse, por lo que pueden actuar cuando sea el momento de renovar su sitio.

    Leer más blogs de diseño web. También puedes pasar más tiempo leyendo los blogs de diseño web. Estas fuentes generan constantemente nuevos contenidos sobre las últimas tendencias en diseño web y señalan los sitios más innovadores en sus respectivas industrias. Cuanto más tiempo dedique a leer este material, más se familiarizará con la industria del diseño web y más fácilmente podrá detectar áreas en las que su sitio se está quedando atrás.

    Visite una diversidad de sitios web. Es útil visitar y navegar por muchos tipos de sitios web de muchos tipos de industrias y, preferiblemente, con diseños muy diferentes. Esto no tiene que ser una tarea diaria, pero sí navega por nuevos sitios con regularidad y toma nota de lo que están haciendo de manera diferente. Esto puede ser una gran fuente de inspiración, y una llamada de atención para que su sitio no esté actualizado.

    Comprometerse a rediseños periódicos. También puede simplemente comprometerse a rediseñar periódicamente su sitio. Por ejemplo, si actualiza su sitio una vez al año, se verá obligado a reevaluar sus diseños anteriores y examinar algunas de las últimas tendencias que se han consolidado en el mundo del diseño web. Esto puede resultar costoso si rediseña con demasiada frecuencia, así que trate de encontrar el ritmo ideal para su industria: algunas empresas se verán obligadas a adaptarse más rápido que otras.

 

Puntos a Monitorear

Si vas a monitorear la edad y la modernidad de tu sitio web por tu cuenta, observa estos importantes puntos importantes como indicadores de obsolescencia:

    Pura edad. Todos los sitios se vuelven obsoletos con el tiempo. Las tendencias nunca se mantienen iguales por mucho tiempo, por lo que si su sitio web fue diseñado hace cinco años o más, es casi seguro que necesitará una actualización. Cuanto más tiempo haya pasado desde la última actualización de su sitio, es más probable que esté desactualizado. Es por esto que las actualizaciones regulares son una estrategia tan efectiva.

    Compatibilidad tecnológica. También deberás considerar la compatibilidad técnica de tu sitio web. Por ejemplo, muchos sitios web comenzaron a volverse obsoletos una vez que los dispositivos móviles se volvieron más populares para navegar y las empresas como Google tomaron una posición para hacer que la nueva norma sea la «facilidad de uso móvil» y el diseño web adaptable. Si su sitio no se puede ejecutar fácil o convenientemente en los últimos dispositivos, navegadores y sistemas operativos, debe ser revisado. De lo contrario, los consumidores no podrán acceder a él fácilmente.

    Navegación y funcionalidad. Además, piense en cómo sus visitantes navegarán su sitio web y accederán a ciertas funciones. Algunos elementos de navegación, como los menús estilo hamburguesa, se originaron como formas novedosas para hacer que la navegación sea más conveniente, pero se han vuelto obsoletos con el tiempo. Verifique estos elementos y considere qué tan fácil es usar su sitio comparándolo con sitios similares de sus competidores.


    Desempeño. Finalmente, considere cómo se está desempeñando su sitio. Si lo encuentras fallando constantemente o si comienza a tardar varios segundos en cargar una página, es una señal de que hay algún problema. Los visitantes de la web no tolerarán un sitio que no se cargue correctamente, o uno que demore demasiado en comparación con otros sitios modernos.

Cuando su sitio web comienza a tener un rendimiento inferior o parece que podría usar una actualización, no necesariamente tiene que desarmarlo todo y volver a empezar. En su lugar, todo lo que necesita es una pequeña modificación o una migración a una nueva plataforma. Preste mucha atención a la calidad y la novedad de su sitio en todo momento, y no debería tener problemas para mantenerlo actualizado.

¿Cómo un mal diseño web puede dañar tu negocio?

En la actualidad, la mayoría de las empresas tiene un sitio web que utiliza para permitirle vender productos o servicios a clientes en diferentes partes del mundo. El problema es que algunas de ellas se apresuran a crearlos sin prestar atención a los diversos elementos del diseño web.

De hecho, un sitio web no es una de esas cosas en las que invierte por el simple hecho de fluir con la tendencia y los mercados. Es incluso, mejor, seguir haciendo negocios fuera de internet que tener un sitio web que no aumente las conversiones. Un sitio web así, es una pérdida de tiempo y recursos.

Pero, ¿qué elementos del diseño web pueden perjudicar tu negocio?

Son muchos los elementos del diseño que pueden traer abajo esta inversión (¡los hemos visto casi todos!). No obstante, aquí hicimos una lista bastante concisa de cómo un sitio web mal diseñado puede arrastrar hacia abajo su empresa.

diseño web
1. Mayor tasa de rebote

Esto no hace falta decirlo. Cuando tu sitio web tiene un diseño deficiente, se vuelve difícil para los visitantes navegar por las distintas pestañas. A demás, se carga a la velocidad de un caracol. Una experiencia de usuario tan pobre hace que los visitantes abandonen el portal sin comprar nada.

Debes tener en cuenta que los usuarios de Internet, especialmente los millennials, son impacientes. No saben esperar. En realidad, prefieren los sitios web que se cargan a la velocidad de la luz porque generalmente tienen horarios ocupados en el trabajo o en la escuela.

Si tu sitio web tarda años en cargarse, definitivamente perderás clientes frente a competidores que tienen sitios web que se cargan a una velocidad mucho más rápida. Si deseas experimentar una mejora en las conversiones, debes trabajar en la velocidad de su sitio web y hacerlo más fácil de usar. Tus usuarios y tu bolsillo, lo agradecerán.


2. Bajo ranking dentro de los motores de búsqueda

Los sitios web que aparecen en las primeras páginas de los motores de búsqueda generalmente contienen contenido que se ha optimizado para SEO (Search Engine Optimization). Esto significa que dicho contenido tiene frases que las personas utilizan habitualmente cuando buscan información en Internet.

El contenido altamente optimizado aumenta la visibilidad de su negocio. No lo olvides, los clientes confían en las marcas que aparecen en las primeras páginas de los resultados de búsqueda. Si el sitio web no está optimizado para SEO, será difícil que tu marca se note, considerando que una sola búsqueda puede tener  millones de respuestas.

La mayoría de los clientes no se molestan en comprobar que haya algo más allá de las dos primeras páginas. Por lo tanto, debe contratar una empresa de diseño de sitios web que optimice el contenido que se encuentra en el portal.

3. Incompatibilidad del dispositivo

Hace unos años, las personas solo podían navegar por Internet usando una computadora. Los que no tenían computadora tenían que ir al cibercafé más cercano. Las cosas ahora han cambiado. Los teléfonos inteligentes han facilitado el acceso a Internet para todos. Lo bueno es que los dispositivos móviles permiten a las personas navegar desde cualquier lugar, incluso mientras están en movimiento.

Es más, actualmente hay muy pocas personas que acceden a internet a través de las computadoras. Esto significa que las empresas tienen que crear sitios web que estén optimizados para dispositivos móviles. Si tu sitio web no se puede navegar con un dispositivo móvil, definitivamente experimentará una disminución en las conversiones.

4. Los clientes pierden la confianza en su marca.

Memoriza esto: si el contenido no es de buena calidad, tu empresa tendrá una mala calificación. Esto se debe a que estos consideran la calidad del contenido antes de asignar la posición de un sitio web.

Incluso, si utilizas anuncios pagados para atraer tráfico, los clientes no tendrán la confianza de comprar algo de tu negocio. ¿Por qué? Porque cuando encuentren contenido patrocinado, ya no se está hablando de hechos reales. ¡Mucho cuidado con esto!

El buen contenido es una apuesta segura: continuarás generando tráfico incluso mientras duermes.

__

Ya sabemos las posibles causas y consecuencias que un mal diseño web puede tener para tu negocio, pero si pudiéramos resumir esta entrada y nuestra filosfía en unas pocas palabras les diríamos: Optimiza, invierte, crea y prueba. Esto es lo que tienes que hacer y repetir el proceso tantas veces sea necesario para conocer qué estrategia te funciona y, nunca bajar los brazos: las actualizaciones de los criterios de optimización varían mucho y en menos de lo que te esperas, debes adaptar tu sitio web a esas nuevas coordenadas.

 

¿Qué es un briefing? ¡Aprende a elaborar uno de manera fácil!

brief

El briefing o brief (como quieras llamarlo) es uno de las herramientas más conocidas pero también más menospreciadas del mundo del marketing y de los negocios. Si estás empezando un proyecto o un  negocio es un elemento clave para ayudarte a alcanzar tus objetivos.

¿Por qué? Bueno, simplemente porque en esta era de lo digital, de los Ipads y los Iphones donde nadie quiere o le gusta siquiera escribir, el briefing te obliga a plasmar tus ideas en papel y de esta manera visualizar con claridad, brevedad y concisión los pasos a seguir, los antecedentes, el presupuesto y todo lo que necesites para alcanzar tus objetivos.

Pero, primero lo primero…

brief

¿Qué es un briefing?

Briefing es un anglicismos y viene de la palabra brief que significa ‘breve’, es decir, para nosotros vendría a ser un resumen. Un documento que resume lo que queremos hacer. Es ideal para presentar nuestras ideas, cuando el tiempo no está a nuestro favor, o por ejemplo, a los clientes no les gusta leer mucho. Después, normalmente se hace un documento más extenso en el que se explica detalladamente los demás aspectos del proyecto.

El briefing es una herramienta excelente ya que es muy común, sobre todo en el mundo del mercadeo, empezar a trabajar sin nada. Es decir, prácticamente lanzándose al vacío y amparándonos de la filosofía de ‘vamos haciendo en el camino’. Esto es un NO, NO, NO.

A ver, cuántas veces han visto a un arquitecto hacer una casa sin antes hacer un plano? ¿Confiarían ustedes en ese arquitecto? ¿Creen que haría un buen trabajo? Igual, es el caso con los proyectos de mercadeo o negocios. Es una ruta, una guía para empezar con buen pie nuestros proyectos.

Realizar un briefing tampoco es una ciencia oscura. No se asusten. Es tan sencillo como colocar en una pizarra o en una hoja en blanco o en un formato, la siguiente información:

  • ¿Qué quiero hacer?
  • ¿Para qué? (¿Cuáles son los objetivos?)
  • ¿Cuándo lo quiero hacer?
  • ¿Qué medios (económicos, de personal) dispongo para hacerlo?

Claro está, el briefing no se limita solo a estos aspectos. Hay equipo de trabajo que suman aspectos como los antencedentes para de esta manera presentar un análisis de la situación actual de la empresa o negocio.

Sí, así es de fácil. Hacer un briefing te hará parecer y sentir profesional y, mejor aún, te hará ver profesional ante tus clientes, quienes tendrán una idea clara de lo que quieres hacer con su tiempo y dinero.

¿Quieres empezar a elaborar tu briefing?

Como sabemos que les encantan este tipo de consejos, en Magenta y como parte de uno de nuestros regalos por nuestro aniversario, les queremos compartir este formato de briefing que fácilmente puedes descargar y aprovechar para convertir sus ideas en hermosos y existosos proyectos. Esperemos que disfruten este regalo. Solo queda hacer clic, clic, clic.

DESCARGA TU FORMATO DE BRIEFING AQUÍ

¡Hasta la próxima!

Team Magenta, xoxox